Me gradué en la Universidad Pública de Navarra y soy un verdadero apasionado de la fisioterapia. Tuve la suerte de formarme en distintos enfoques relacionados con el ejercicio terapéutico, la terapia manual y el manejo del dolor y mi incorporación al equipo de Clínica Catalán ha aportado otra perspectiva para aportar una solución integral a nuestros pacientes.

Además, me encantan la literatura científica y la investigación. La observación de las nuevas corrientes y los nuevos tratamientos con criterios técnicos aportan un valor añadido en una clínica de carácter local, pero con una visión moderna e innovadora.

La clave: mantenerme actualizado para ofrecer el mejor servicio posible a mis pacientes.